Política de Cookies

boletin-08-2018-07b-maquinaria

Los profesionales han abarrotado los más de 161.000 metros cuadrados de exposición que componen FIMA durante los primeros cuatro días de este encuentro, y con un viernes y sábado con un programa repleto de eventos.

El jueves los territorios de interior tuvieron un especial protagonismo gracias a la presentación de varios eventos, con un denominador común: el desarrollo regional.

Bajo esta premisa se desarrolló la presentación del proyecto ‘Hacia una marca de calidad de la cereza de las comarcas de Calatayud y del Aranda’, que cuenta con la cooperación de varios agentes del sector agrario. La zona, que ocupa más de 3.000 hectáreas repartidas en veinte municipios de las dos comarcas, produce veinte millones de kilos de cereza al año. Se trata del área productora más grande de Aragón y uno de los focos más importantes de la producción de fruta de hueso de España.

La orografía, el clima extremo y la tradición de la zona con este fruto hacen que este territorio sea idóneo para producir una cereza difícil de igualar por otras geografías. El objetivo final, según han explicado los organizadores, radica en conseguir una marca de calidad que impulse la venta y el conocimiento por parte de la cadena alimentaria y los consumidores de esta fruta tan especial.

Así, en la jornada los consejeros de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, y el titular de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, visitaron FIMA para conocer lo último en innovación, tecnología y desarrollo del sector agrícola. Ambos Departamentos están ligados íntimamente con la actividad que se desarrolla, hasta el próximo sábado, en Feria de Zaragoza.

En la jornada vespertina, el Centro de Congresos ha acogido la presentación del estudio para la identificación de causas de los incendios relacionados con el uso de maquinaria agrícola.

Organizada por Ansemat, esta charla ha ahondado en las causas y soluciones de los incendios en el medio rural, así como la importancia de identificar los potenciales riesgos como mecanismo para evitar incendios no deseados. Para ello, se han expuesto ejemplos entre los que destacan varios ensayos con factores tan importantes como la combustibilidad, la temperatura y los materiales que entran en juego en un incendio.

También la maquinaria agrícola ha entrado en el debate, puesto que, según los expertos, es fundamental adoptar soluciones técnicas que contribuyan a la prevención de incendios.

FIMA ha vivido su ecuador marcado por el buen ambiente y el negocio que se palpa en los once pabellones feriales. Sin duda, un gran aliciente para el sector que vibra con la fiesta internacional de la agricultura profesional.