Política de Cookies

Ignacio Ruiz, secretario general Ansemat

Hace solo unos días el Consejo de Ministros aprobaba las bases para la concesión de subvenciones para la renovación de maquinaria agrícola. Este Plan RENOVE está dotado con un presupuesto de 5.000.000 de euros para el presente año, que se distribuirán mediante ayudas directas al agricultor. Está dirigido no solamente a la renovación del parque de tractores, sino también de máquinas automotrices y otras arrastradas y suspendidas, que deberán ser sustituidas por máquinas y equipos con nuevas tecnologíasque permitan unas técnicas agrícolas más respetuosas con el medio ambiente.

El secretario general de la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat), Ignacio Ruiz, considera valora la publicación de este nuevo plan, “aunque se debe tener en cuenta que el presupuesto no cubre las necesidades de inversión de los agricultores” y señala, además, que “es más importante garantizar un crecimiento de la renta de los agricultores que otorgar subvenciones”.

Ruiz avanza también el Mapama tiene previsto que se abra la convocatoria de ayudas entre el 17 y el 22 de julio.

¿Cómo se contempla desde Ansemat el Plan Renove aprobado por el Gobierno?

Ansemat considera que la publicación de un nuevo plan de ayudas para la renovación de maquinaria agrícola es un gran apoyo para el sector, aunque se debe tener en cuenta que el presupuesto no cubre las necesidades de inversión de los agricultores, y viene acompañado por otro lado de un aumento de costes por la reducción de la devolución del impuesto de hidrocarburos. Por lo tanto, se queda un sabor agridulce en nuestro sector.

Es una herramienta de apoyo, pero por sí sola no satisface los fines establecidos, ya que el factor principal para la inversión en bienes de equipos es la renta disponible. Si el agricultor no dispone de unos ingresos crecientes derivados de su trabajo, difícilmente puede hacer frente a costes variables e inversiones.

Ansemat insiste en que la eficacia de ciertas medidas políticas queda comprometida por el comportamiento de la demanda, que es la última encargada de hacer realidad los fines políticos. Si los agricultores no disponen de renta para invertir en nuevas tecnologías, difícilmente una subvención lo logrará.

¿Qué efecto puede tener para el sector de la maquinaria en España?

En 2016 prácticamente no ha habido subvenciones, ni por Renove ni por promoción de nuevas tecnologías, y el mercado creció. Esto, sin duda, confirma nuestra opinión acerca del papel de las subvenciones.

Es más importante garantizar un crecimiento de la renta de los agricultores que otorgar subvenciones.

Las subvenciones tienen un efecto en el mercado cuando todos los agricultores ven cómo aumenta su renta (por incremento de ingresos o reducción de costes, o ambos factores simultáneos), pero en una situación como la actual en la que se reducen los ingresos y se aumentan los costes, las subvenciones sólo beneficiarán a aquellos que dispongan de renta acumulada y que hayan decidido realizar las inversiones en maquinaria en 2017. No supondrán un incentivo para la inversión.

¿Constituye un acierto incluir tanto tractores como maquinaria?

Sin duda. Es esencial considerar que todas las máquinas agrícolas incorporan tecnología e innovaciones y que pueden ayudar a mejorar la rentabilidad de las explotaciones.

¿Echa usted en falta alguna familia de producto que queda fuera del plan?

Echo en falta que se subvencione a todas las máquinas, pero para ello es necesario contar con un mayor presupuesto. Todos los agricultores deben optar a recibir ayudas en el caso de decidirse crear un plan de subvenciones.

En el reglamento llama la atención la apuesta del Mapama por la siembra directa frente a la convencional. ¿A qué se debe esa orientación?

Si hablamos de siembra directa, hablamos de técnicas de conservación de suelos, y la protección del suelo es un objetivo claro para el Mapama. Es positivo que se promocione la siembra directa para ciertos cultivos y ciertas explotaciones; pero veo más complicada la clasificación de estas máquinas a la hora de dotarlas de ayudas.

La maquinaria de siembra es mucho más compleja que simplemente diferenciarla entre siembra directa y convencional.