Política de Cookies

Ovlac minichisel
Está equipado con un sistema de seguridad por elastómeros patentado por Ovlac, que elimina totalmente la posibilidad de holguras al carecer de elementos de fricción, como casquillos ni bulones, lo que garantiza una vida útil 100% libre de mantenimiento

Ovlac acaba de lanzar al mercado su nuevo Minichisel Viña una máquina especialmente diseñada para el trabajo en viticultura con el que quiere reforzar su presencia en este segmento. Tras el lanzamiento de su grada especializada Minivid, que se presentó en la pasada edición de Fima, ahora pone en el mercado este minichisel único por su sistema de soporte que permite simular el despeje de un equipo superior y por su seguridad 100% libre de mantenimiento.

El nuevo Minichisel Viña se une a la recientemente presentada grada Minivid. El fabricante incorpora en estos modelos opciones y tecnologías que adaptan sus equipos a las necesidades específicas de este sector, facilitando la labor del viticultor y aumentando la productividad de las explotaciones. Entre estas características que hacen único el nuevo Minichisel Viña de Ovlac está su nuevo soporte para los brazos, que permite su colocación de forma alterna en posición adelantada o atrasada.

De esta forma un apero de longitud reducida, con sólo dos filas, logra simular el despeje deunode cuatro filas. Además el Minichisel Viña está equipado con el sistema exclusivo de seguridad por elastómeros patentado por Ovlac, que elimina totalmente la posibilidad de holguras al carecer de elementos de fricción, como casquillos ni bulones, lo que garantiza una vida útil 100% libre de mantenimiento.

El Minichisel Viña cuenta con brazos de sección 35*35 de gran despeje, aunque existe la versión más asequible con brazos de 30*30 y 7 centímetros menos de altura. En cuanto al chasis, también está disponible en versión telescópica hidráulica de serie, o versión manual, en este último caso con precio reducido.

El nuevo Minichisel Viña se fabrica en versiones de 7, 9 y 11 brazos para trabajar en calles de entre 1,40 metros y hasta 2,95 metros de ancho. Fiabilidad, mínimo mantenimiento, gran despeje y alto equipamiento hacen de este cultivador una interesante opción a tener en cuenta para el viticultor profesional actual.